UPB con su protocolo listo

La institución de educación superior, estima que pueda regresar con un 40% de su operación normal, en un entorno seguro e inteligente.

El protocolo que la Universidad presentó, establece los lineamientos de bioseguridad y cuidados al interior del campus con medidas para la prevención, control, seguimiento y mitigación del riesgo de la comunidad universitaria y del Colegio de la UPB en su retorno a las actividades académicas, investigativas y administrativas.

«Este retorno inteligente estará orientado con base en las medidas que tomen las autoridades nacionales, departamentales y locales. La UPB está preparada, lo haremos con responsabilidad, óptima logística y priorizando la salud de nuestros empleados, docentes y estudiantes”, explicó el Rector General de la UPB, Julio Jairo Ceballos Sepúlveda.

La higienización de manos, el uso de las mascarillas, tomar la temperatura, evaluar las capacidades locativas, garantizar el distanciamiento, priorizar el acceso de públicos y la programación académica, son las medidas esenciales que tiene el protocolo, que les permita asegura un retorno inteligente.

Además, se contempla también que el ingreso, egreso y convivencia al interior del campus; así como las actividades administrativas, la movilidad, el bienestar institucional, la limpieza y desinfección de áreas comunes, de trabajo y vehículos institucionales, se cumplan puntualmente.

Referente a la limpieza y desinfección, el protocolo propone un incremento en la rotación del aseo tanto en aulas como en los mayores focos de contagio: manijas, baños, escritorios, ascensores y sillas; también, el incremento en la frecuencia de recolección de residuos.

Imágenes cortesía UPB

También se tiene claro que la limpieza y desinfección para el manejo y disposición final de residuos sólidos, y las medidas asociadas a terceros (proveedores, contratistas, concesionarios y alquiler de espacios), al igual que la recepción y entrega de correspondencia, entre otros, cumplan con todo lo requerido en las medidas de bioseguridad.

Adicionalmente, las personas que asistan al campus diligenciarán diariamente una encuesta con el fin de conocer su estado de salud, también se tendrá el aforo controlado de diferentes espacios de la Universidad, como aulas, zonas comunes, oficinas administrativas, espacios deportivos, entre otros. 

La UPB continuará ofreciendo su servicio de Línea Segura y Emergencias que, actualmente, se encuentra operando 24/7, donde se cuenta con el acompañamiento de médicos, odontólogos, tecnólogos en atención prehospitalaria – APH, psicólogos, trabajadores sociales y capellanes, quienes están atentos para atender las inquietudes de la comunidad universitaria de carácter multicampus. Se tendrá, además, personal dispuesto en el campus para solucionar posibles interrogantes frente a las medidas y para la evaluación frente a la aparición de posibles síntomas o alteraciones de la salud. 

Actividades académicas

El Gobierno Nacional adelanta un trabajo conjunto con las universidades y las autoridades locales para definir los protocolos que les permitan a las instituciones reanudar desde agosto las actividades académicas bajo un modelo que alterne la presencialidad y la presencialidad asistida por tecnología, indicaciones que la UPB tendrá en cuenta para retomar su plan de contingencia académica para el segundo semestre de 2020.

Como lo indicó el Ministerio de Educación, los grupos en las aulas irán rotando cada día para permitir a todos los estudiantes asistir en algún momento a los colegios y universidades. 

Es así como la Universidad Pontificia Bolivariana continuará sus clases con mediación virtual a principios del mes de julio, fecha de inicio del segundo semestre académico. Por su parte, en agosto se adelantarían las actividades académicas en modalidad virtual y bimodal en alternancia. 

¿Cómo funcionarán los laboratorios?

La Universidad Pontificia Bolivariana continuará disponiendo de su capacidad científica en los laboratorios que han venido trabajando en función de investigaciones relacionadas con el COVID-19. Una vez se establezcan las medidas por parte de las autoridades nacionales, departamentales y locales, los laboratorios retomarán ciertas actividades reforzando protocolos de bioseguridad y de protección personal para estudiantes y docentes. 

El protocolo no solo contempla medidas de cuidado dentro del campus, sino también en los hogares y en espacios públicos. Es indispensable generar cultura de prevención haciendo énfasis en el autocuidado, el cuidado del otro y responsabilidad individual tanto dentro como fuera del campus. El cumplimiento de este protocolo es responsabilidad de toda la comunidad UPB. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *