Retorno a Puerto Valdivia sigue avanzando

Construcción de obras, acuerdos con los comerciantes, son algunos de los logros alcanzados por el proyecto hidroeléctrico Ituango, luego de la contingencia de 2018.

Casi un año después de la modificación del estado de alerta de roja a naranja emitida por Sistema Nacional del Riesgo y Desastres, por la contingencia en el proyecto Hidroituango, EPM continúa la implementación del proceso de retorno con las familias que fueron evacuadas del corregimiento de Puerto Valdivia. A la fecha, ya han regresado 2.043.

Debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19) y con el fin de proteger a la comunidad, se estableció un protocolo de llamada telefónica, lo que ha permitido dar continuidad a este proceso.

También se han logrado resultados positivos con las 74 familias que resultaron damnificadas por el incremento del caudal del río Cauca en mayo de 2018, gracias al plan de reasentamiento diseñado para el restablecimiento de sus condiciones de vida. Se han suscrito contratos con 65 grupos familiares, con un avance del 90% con este grupo poblacional.

Atención y concertaciones con las comunidades

La hoja de ruta sobre la que EPM trabaja en los municipios aguas abajo del proyecto hidroeléctrico es el Plan de Acción Específico, a través de sus nueve líneas: social, ambiental, accesibilidad y transporte, educación, salud, servicios públicos, vivienda, medios de vida y comunicaciones, con la meta de fortalecer el territorio.

EPM ha atendido 1.230 reclamaciones de comerciantes de Puerto Valdivia y 416 de Tarazá, proceso para el que también diseñó un protocolo de atención a través de medios tecnológicos, como llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de WhatsApp. Para los casos excepcionales donde las personas no cuentan con las condiciones de conectividad, datos o correo electrónico para el envío de las ofertas, se cuenta con la oficina de la Corporación Antioquia Presente, ubicada en el municipio de Valdivia, donde se atiende con cita previa al peticionario para presentar la oferta.

Avances en infraestructura comunitaria

En su propósito de contribuir al bienestar de la ciudadanía, EPM construye 18 viviendas en la comunidad indígena Emberá, resguardo Carupia, en el municipio de Cáceres, Bajo Cauca antioqueño. Las viviendas, de 62 m², consta de una habitación principal, dos habitaciones auxiliares, área social, cocina, baño y área de ropas.

En la estrategia de contratación social para las obras de infraestructura comunitaria aguas abajo, actualmente EPM labora de la mano de las Juntas de Acción Comunal. Para el caso de Asocomunal Valdivia se reinició el mejoramiento del Centro Educativo Rural y cancha sintética de Cachirimé, el mantenimiento de la subestación de Policía de Puerto Valdivia y las obras que permitieron tener concluido los trabajos en la iglesia de este Corregimiento. Con esta misma Asociación se iniciaron las obras de mantenimiento de los Centros Educativos Rurales: Barca Cautiva, Puerto Nery, La Paulina y el Puente La Paulina de Puerto Valdivia.

Por su parte, con Asocomunal Palomas, se trabaja en el mantenimiento del Centro Educativo Rural Palomas. Las obras del puente El Doce-Barro Blanco de Tarazá avanzan en un 84%. Adicionalmente, se está finalizando el mantenimiento del acueducto El Doce en el municipio de Tarazá, para lo cual EPM suministro un carro tanque de agua para abastecer a la comunidad.

Iniciativas empresariales innovadoras en el Bajo Cauca

Dada la coyuntura sanitaria por la COVID-19, EPM y Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias (UAEOS) diseñaron una actividad en el Bajo Cauca, en el que 25 organizaciones visibilizaron sus productos y servicios en un mercado campesino virtual, como una apuesta a la reactivación de su economía y generar ingresos, vinculando estrategias de impulso de ventas digitales novedosas en la región. Además, participaron del Evento Regional Bajo Cauca, que contó con una rueda de negocios en la que se hicieron 151 reuniones entre las organizaciones de pequeños productores con empresarios, emprendedores, empresas ancla y entidades públicas, con el propósito de conocer sus productos y servicios para ser vinculadas en su cadena de suministro.

En esta primera fase del convenio participaron cerca de 520 personas, entre ellos: arroceros, cacaoteros, apicultores, piscicultores, pescadores artesanales, avicultores, transformadores de productos y confeccionistas, quienes recibieron talleres de asistencia técnica empresarial y productiva, fortaleciendo sus procesos al interior de las organizaciones. Las que se vincularon a este programa pertenecen a los municipios Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia. Es así como EPM le apuesta al desarrollo y fortalecimiento de los municipios aguas abajo del proyecto hidroeléctrico Ituango.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *