Johnny Pacheco se llevó su flauta al cielo musical

Marcelo Montoya Acevedo

Se fue el maestro, el creador, el fundador, el ícono. Se mudó al otro barrio, como dice Rubén Blades el gran Johnny Pacheco. El hombre del estilo único y del boso siempre bien arreglado.

Falleció en la tarde hoy luego de ser hospitalizado por una fuerte neumonía en días anteriores. Su esposa Cuqui Pacheco lo expresó así al mundo: «Con gran dolor en mi alma y un vacío en mi corazón, les comunico que el maestro Johnny Pacheco, con mucha paz, falleció esta tarde. Mil gracias por todas sus oraciones y todo el amor que siempre le brindaron. En este momento les pedimos privacidad y oraciones».

Juan Azarías Pacheco Kiniping, su nombre de pila es considerado además como el padre de la salsa e inventor de dicho concepto artístico y musical. Este dominicano nacido en Santiago de los Caballeros en 1935, fue músico, compositor, arreglista y director; logró además, con su talento y conocimiento de los ritmos caribeños hacer que la salsa se convirtiera en un sonido mundial que sobrepasara los límites geográficos de Cuba, Puerto Rico y República Dominicana y pudiera llegar inicialmente a todos los países latinos y de habla hispana.

Pacheco, hijo de Rafael Azarías y Octavia Kiniping, llevaba lo europeo en su sangre, hecho que no fragmentó para nada su gusto y amor antillano, que le permitieron convertirse en un excelso flautista y talentoso artista que se paseó por diversos escenarios, primero al lado del pianista Charlie Palmieri y después al mando de su propia orquesta Pacheco y su Charanga, con la que conquistó  el público.

Junto a Jerry masucci logró crear una de las disqueras más importantes del planeta, denominada Fania Records en 1963, con la que impulsó canciones, álbumes, artistas y demás; pero solo fue hasta 1968 que bajo su olfato y gran premonición, llegó al mundo salsero la enorme Fania All Stars, escuela por la que pasaron un sinnúmero de cantantes y músicos, Larry Harlow, Celia Cruz, Willie Colón, Héctor Lavoe y Ray Barretto, Ismael Quintana, Ismael Rivera, Bobby Cruz, Richie Ray, Rubén Blades, Cheo Feliciano, Andy Montañez, Bobby Valentín, Alfredo de la Fe, Adalberto Santiago, Pete Conde Rodríguez, Roberto Roena, Yomo Toro, Eddie Montalvo, Luigi Texidor, Nicky Marrero, entre muchos otros… hoy todos leyendas de la salsa.

Cortesía Fania

Como compositor, el talentoso Pacheco logró poner a sonar temas inmensos como: Acuyuye, Quítate (Pa’ ponerme yo), La dicha mía, El rey de la puntualidad, El número cien y Celia y Tito. En la lista universal de la salsa, quedaron más de 150 composiciones musicales; fue además, arreglista y el eterno culpable de que varias películas lo tuvieran como el mentor de sus bandas sonoras.

Viajó a la eternidad musical, se quedan en la mente y en el sueño de muchos amantes de la salsa, el recuerdo de un enorme ser humano, filántropo, artista y maestro. Que supo poner a disfrutar a millones de seguidores en cada uno de sus conciertos. Que entendió la necesidad de que los ritmos antillanos, revolucionaran el mundo de la música en cualquier rincón del planeta, donde sonó un clásico de su autoría, o un rotundo éxito de la Fania All Stars.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *