Jorge Alí Triana visitó Medellín con su mirada

Uno de los hombres más talentosos del teatro, el cine y la televisión, se paseó por la ciudad con su mirada plena en la cultura y experimentando diferentes espacios de diálogo e interacción.

Marcelo Montoya Acevedo @chelomontoya

El director bogotano de 79 años, y recordado por un sinnúmero de participaciones en el teatro, el cine y la televisión, espacios donde ha logrado a través de su experiencia en la dirección, aportar al crecimiento de la industria, estuvo de paso por Medellín, aportando todo su conocimiento, el mismo que empezó a adquirir desde los 16 años, cuando apareció en el Grupo Escénico Infantil en 1954.

Durante el pasado 9 y 10 de noviembre, el también actor y guionista que estudió cine y teatro en la Academia Superior de Artes AMU de Praga, recorrió las comunas 6, 8 y 10 (Doce de Octubre, Villa Hermosa y La Candelaria, respectivamente) como parte de las actividades que desde la Alcaldía de Medellín se programaron, como un homenaje para festejar su vida y obra.

El director que fundó en 1968 el Teatro Popular de Bogotá, Centro de Artes Dramáticas y Audiovisuales -TPB-, donde logró dirigir más de 50 montajes teatrales, participó de conversatorios en el Teatro al aire libre de Pedregal con el poeta y dramaturgo Samuel Vásquez, en la Casa de Cultura Las Estancias con Carola Martínez Bandera, directora del Teatro La Hora 25 y con Víctor Gaviria, director Artístico del Festival de Cine y Artes Audiovisuales Miradas en el Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob.

Ademas, en el marco de la celebración de la vida del maestro Jorge Alí Triana,que desarrolló la Red CATUL (Red de casas de cultura, UVAS, teatros y laboratorios de producción sonora) con apoyo de la Cinemateca Municipal, como parte de la circulación de conocimientos y la apuesta por visibilizar la cultura audiovisual y teatral en la ciudad, el público medellinense pudo disfrutar de la proyección de tres de las obras cinematográficas que ha dirigido el bogotano, ‘Tiempo de morir’ (1985), ‘Edipo Alcalde’ (1996) y ‘Bolívar soy yo’ (2002).

El director de adaptaciones de los escritores latinoamericanos, en especial del peruano Mario Vargas LLosa y el colombiano Gabriel García Márquez, aseguró que, «Los festivales de cine tienen la ventaja de convocar al público en una selección que se hace, de acuerdo con la orientación que se tenga y en Medellín hay demasiado para mostrar y eso lo ha hecho de buena forma el director Víctor Gaviria».

Jorge Alí Triana que inició en el cine en 1982 con la cinta ‘Las cuatro edades del amor’, añadió además que, «los festivales convocan al público a ver unas películas que generalmente no tienen una distribución en las redes de cine comercial, conociendo otros lenguajes cinematográficos». Dentro de su recorrido por los barrios de Medellín, el director con más de 55 años de experiencia y que ha dirigido en televisión ‘El Cristo de espaldas’, ‘Los pecados de Inés de Hinojosa’, ‘Castigo divino’, ‘Maten al león’, ‘Crónicas de una generación’, ‘Pecado santo’, entre muchas otras producciones, pudo observar los espacios y procesos culturales que se desarrollan desde la Red Catul en los diferentes espacios que tiene Medellín.

“Nuestra apuesta ha sido impulsar e inspirar a los realizadores escénicos y audiovisuales de la ciudad, estos sectores tan valiosos y diversos, nos inspiran para seguir apostando por procesos de circulación; nos llena de alegría que pudimos contar con la visita de Jorge Alí Triana, maestro que ha inspirado a tantas generaciones de creadores”, destacó el subsecretario de Arte y Cultura, Alexis Mejía Echeverry.

En el marco de esta visita, el pasado 9 de noviembre, el maestro recibió la distinción Orden al Mérito Don Juan del Corral grado Oro en el Teatro al aire libre de Pedregal por el Concejo de Medellín. Además, del 11 al 15 de noviembre, Jorge Alí Triana estará presente en el XXIV Festival Internacional de Cine de Oriente, que se realizará en Guatapé, Rionegro y El Carmen de Viboral, en donde también recibirá un homenaje a su trayectoria por parte de la Gobernación de Antioquia.

Para el director de obras de teatro como: ‘Y se armó la mojiganga’, ‘La fiesta del chivo’, ‘La muerte de un viajante’, ‘La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada, ‘Doña Flor y sus dos maridos’, ‘Pantaleón y las visitadoras’, «La cultura es una necesidad, es la vida espiritual de una sociedad, es el espacio donde reflexionamos cómo debemos funcionar como puntos sociales. La cultura es muy divertida, produce goce estético, hace preguntas sobre la existencia, sobre la razón de vivir. ¿Cómo no va a hacer necesaria la cultura?, es la comida para el espíritu y para la inteligencia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *