Listos para acreditarse en el Pascual Bravo

El Consejo Nacional de Acreditación, CNA, concluyó que la Institución Universitaria reúne las condiciones para iniciar el proceso de autoevaluación con fines de acreditación.

Este hecho marca historia institucional  y es un paso que le permite a la I.U. Pascual Bravo avanzar en la ruta Hacia la Acreditación Institucional en Alta Calidad. 

El CNA destaca el evidente compromiso con la calidad. La Institución cuenta con una misión, una visión y un Proyecto Educativo Institucional debidamente formulados. Este último tiene como propósito servir de referente para el desarrollo institucional y enmarcar conceptualmente aspectos fundantes del quehacer pascualino.

Sobresale el modelo pedagógico y la estrategia de aprender haciendo, que les permite a los estudiantes el desarrollo de herramientas para la vida laboral, así como las acciones para la formación integral desde la investigación y el bienestar de la comunidad estudiantil.

De igual forma, el Consejo destaca la vinculación y participación en ecosistemas y ambientes de innovación de la ciudad, lo cual ha permitido no solo fortalecer la estrategia local de la triada Universidad – Empresa – Estado, sino de consolidar sus procesos de generación y transferencia tecnológica; lo que permite también que los empresarios reconozcan una institución pujante y con iniciativa para abordar y aportar soluciones a la demanda del sector empresarial e industrial de la ciudad, a partir de la buena formación de pasantes y egresados.

De acuerdo con el rector, Juan Pablo Arboleda Gaviria, “esta es de las más importantes noticias en los 82 años de nuestra institución hasta ahora. Es el resultado del trabajo de todos quienes han hecho parte de la historia de Pascual Bravo: docentes, estudiantes, egresados, personal académico y administrativo, contratistas, rectores, consejeros de los diferentes estamentos y todos esos aliados, tanto público como privados, que nos han dado la mano y nos han permitido transitar este camino para la construcción de la institución que anhelamos; un proceso arduo que nos permitirá recoger los frutos esperados. También es muestra de la articulación con el sector productivo y con el entorno, desde la cual le apostamos a la transformación educativa de Medellín”.

Se destaca, entre otras fortalezas, la participación de estudiantes, profesores y egresados en los cuerpos colegiados institucionales; el Sistema Interno de Aseguramiento de la Calidad que apoya los procesos de Registro Calificado y de Acreditación; y los programas y acciones para disminuir la tasa de deserción y mejorar la de graduación.

Inicia una etapa muy importante como lo es la autoevaluación, que busca la revisión permanente de los procesos académicos y administrativos y de sus programas académicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *