Llega a Colombia el concepto C4U2BE, u­n ecosistema digital que integra una app, un hospital digital y una unidad médica en forma de cubo

La presentación se realizó en la sede Occidente de la Clínica Medellín, teniendo en este ecosistema, una solución que facilita el acceso rápido, flexible y universal a los servicios de salud. Helios Global Health, filial de Helios, la red de prestadores de salud más grande de Europa, trae el concepto C4U2BE, una solución interactiva que llega a Latinoamérica para revolucionar el acceso a la medicina.

Colombia será el primer país en Latinoamérica en el que el grupo Helios Health presentó el concepto C4U2BE, lanzado en abril de este año en Alemania y que ahora llega a nuestra región para ofrecer una solución novedosa que facilita el acceso rápido, flexible, oportuno y universal a los servicios de salud por parte de las personas y que estas puedan vivir una vida más saludable.

Explica Sandra Algarra, directora ejecutiva para Latinoamérica de Helios Global Health, que esta solución se compone de tres pilares:

App Curalie: desarrollada en Alemania, esta funciona con base en algoritmos. Su infraestructura informática le permite al paciente, desde cualquier lugar y en cualquier momento, consultar en ella, manifestar sus síntomas y recibir orientación de acuerdo a la valoración que la aplicación realice de su situación de salud, con posibilidad de ser dirigido a una teleconsulta en el hospital digital, a una revisión en el cubo de salud o si es una urgencia vital acudir a un hospital de alta complejidad.

Hospital digital: esta es una plataforma de servicio de teleconsultas y de agendamiento online de citas con los especialistas para valorar el estado de los pacientes.

Cubos de salud: también conocidos como CUBE, estas son unidades médicas dotadas con los elementos necesarios y equipos de última tecnología para brindar un diagnóstico a través de atención primaria en salud de alta calidad.

Helios Global Health presentará los dos primeros cubos de salud, en los cuales fueron invertidos alrededor de COP 600 millones para su diseño y fabricación. Estos simulan la estructura de un contenedor y tuvieron su origen en Alemania, donde [1] fueron probados por primera vez en servicios hospitalarios geriátricos, ya que facilitan el acceso de estos pacientes a la atención que requerían durante todo el proceso, desde la comprobación de síntomas hasta la reserva de citas para consultas por video y exámenes físicos in situ.

“Mostraremos dos tipos de cubo: uno avanzado y otro sencillo. Estas estructuras pueden ser transportadas a cualquier sitio, ya que son livianas, flexibles y modulares, lo cual permite que se adecúen de acuerdo a las necesidades de cada lugar al cual sean dirigidas. La pandemia demostró que la telemedicina es un camino que permite superar cualquier obstáculo, al usar esta herramienta combinada con el cubo, como componente presencial, se crea un ecosistema que minimiza las grandes barreras que existen en este momento para la prestación de servicios de salud en zonas remotas”, señaló Sandra Algarra.

Estos cubos pueden ser adaptados para que en ellos se realicen actividades como ultrasonidos, mediciones de la presión arterial y la presión ocular, tomas de muestras de orina, consultas con médicos generales y especialistas (por teleconsulta), entre otros servicios.

Esta iniciativa comprende, por ahora, tres modelos de negocio: la atención al público en general, ofreciendo paquetes directamente al usuario final para el uso de la app y el hospital digital; el establecimiento de convenios con entidades de salud como EPS, hospitales públicos o privados, secretarías de salud entre otros, para la ubicación de los cubos de salud donde sean requeridos, y finalmente un modelo enfocado en liberar las unidades de urgencias de los hospitales a través del uso de telemedicina.   

“Esta plataforma nos permite brindarles una atención integral a los pacientes. Si bien la virtualidad acorta distancias, la presencialidad sigue siendo importante en los servicios de salud para poder examinar y hacerle un seguimiento más detallado a la condición de cada persona que acude a servicios de salud”, concluye Sandra Algarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *