Un cuarto de siglo de trabajo transformador de cultura para los jóvenes en Medellín

Con el concierto Poemas en Clave de Sol, en el Teatro al aire libre Carlos Vieco, el programa celebró más de dos décadas distanciando de la violencia a niños y niñas a través de la música. 

La Red de Prácticas Artísticas y Culturales celebró este viernes, 12 de noviembre, los 25 años de la Red de Escuelas de Música de Medellín, un proyecto de ciudad que le ha arrebatado niños, niñas y jóvenes a la violencia para aportarles en la formación integral a través del desarrollo musical. 

La ceremonia tuvo lugar en el Teatro al aire libre Carlos Vieco y contó con un espectáculo realizado por participantes de las redes de Danza, Creación Escénica, Creación Audiovisual, Artes Plásticas y Visuales, y la Red de Escuelas de Música. 

Para Álvaro Narváez, secretario de Cultura Ciudadana, este evento es una oportunidad para reconocer el papel de la Red de Escuelas de Música en la transformación de la ciudad: “Esta Red que le ha aportado al arte, a la transformación educativa y cultural, que está en todos los territorios, nos ha permitido a través de los años contar historias, transformar la ciudad y sobre todo, nos ha mostrado cómo el arte y la música aportan a la paz de una ciudad que la necesitó y que está Red le permitió transformarse profundamente”.

En el encuentro, se presentó un relato sobre la historia de la Red de Escuelas de Música desde su creación, que reflejó lo determinante que ha sido esta estrategia para la transformación educativa y cultural de la ciudad. 

Este evento es un reconocimiento a los 25 años continuos de un proyecto que ha tocado la vida de más de 37.000 niños, niñas y jóvenes. 

Por parte de la Red de Escuelas de Música participaron 40 jóvenes de la Escuela de Música San Cristóbal, quienes interpretaron obras que han hecho parte del repertorio del proyecto desde sus inicios, en 1996, como El Poeta y Aldeano, ópera en tres actos del compositor austriaco Franz Von Suppé (1819-1895); Cumbia del Caribe, del compositor colombiano Edmundo Arias; Virgen de la Macarena, pieza originaria de Bernardo Bautista Monterde y Antonio Ortiz Calero, y Fiesta tropical, popurrí de obras latinoamericanas. 

Diego Alejandro Villada Rivera, participante de la Escuela de Música Popular y asistente al evento, opinó: “Este concierto me pareció muy gratificante porque después de muchos años, podemos reunirnos como comunidad con las demás personas, no solamente estuvo la Red de Escuelas de Música de Medellín, si no las distintas redes que hay en el programa, para celebrar los 25 años de la Red. Me pareció maravilloso todo”.

Este espacio convocó a la ciudadanía a celebrar y recordar las historias que han construido un relato común al llevar música a los territorios, donde se unen estudiantes, padres de familia, formadores y maestros quienes han encontrado en la música una posibilidad para imaginar, relatar y transformarse a través de exploraciones sonoras. 

A finales del año 1996, se firmó el Acuerdo Municipal que creó 20 escuelas de música de manera paulatina. En el primer año, el proyecto inició con seis: San Cristóbal, San Antonio de Prado, Santa Elena, Belén Rincón, Alfonso López y Aranjuez con cerca de 800 participantes. 

Hoy, 25 años después, la cifra de beneficiarios se ha incrementado de manera exponencial hasta llegar a 5.900 y se tiene un total de 27 Escuelas de Música ubicadas en 16 comunas y tres corregimientos: Santa Elena, San Cristóbal y San Antonio de Prado. 

Durante los 25 años de historia, la red ha construido un mejor futuro para los niños, niñas y jóvenes en Medellín, contribuyendo con estas experiencias acumuladas al desarrollo cognitivo, espiritual, social y cultural, que deriven en mejores procesos creativos y sociales en beneficio de las comunidades. 

La Red de Escuelas de Música de Medellín sigue trabajando en la construcción de ciudadanías activas a partir de la música. Esta celebración es una oportunidad para visibilizar la labor que se ha adelantado durante este cuarto de siglo desde la Alcaldía de Medellín, por medio de la Secretaría de Cultura Ciudadana, para que los niños, niñas y jóvenes aprendan mucho más que música como un aporte al cambio social a través del arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *