Tres décadas dedicadas al desarrollo comercial

En 1991 abrió las puertas Unicentro, un área de 90 mil metros cuadrados que han sido polo transformador  del occidente de Medellín.

Marcelo Montoya Acevedo @chelomontoya

El ladrillo, la madera, el granito y el mármol, fueron hace tres décadas los protagonistas  de una de las obras más emblemáticas en la era comercial moderna de la ciudad. Después de que la firma de Pedro Gómez Barrero construyera en 1976 Unicentro Bogotá y en 1981, Unicentro Cali, el turno llegaba para Medellín el 6 de noviembre de 1991.

El Centro Comercial fue desarrollado con un concepto enmarcado en la funcionalidad y en los valores estéticos y arquitectónicos, que permitieron ofrecerle a Medellín “lo que probablemente es el centro comercial más bello del país”, ubicado en la comuna 11, Laureles, teniendo a su alrededor barrios como Conquistadores, San Joaquín y a Belén en la comuna 16. El objetivo de Unicentro siempre fue ser un espacio tranquilo, acogedor, familiar, enriquecedor y de sano esparcimiento para los habitantes de esta zona.

Los 18 mil millones invertidos en su construcción, permitieron la llegada de 270 locales comerciales, además de dos salas de cine y 16 oficinas dotadas con aire acondicionado; además, 1.123 espacios para parqueo y un parque infantil con juegos mecánicos, que necesitaron 5 mil toneladas de cemente y 6 mil toneladas de acero.

Hoy la Ciudadela Comercial Unicentro, busca consolidarse como un espacio cultural y de desarrollo integral del ser humano. Para cumplir con este objetivo les ofrece a sus clientes experiencias complementarias a los establecimientos de comercio: eventos de diversión, charlas sobre tendencias, clases de rumba, yoga, entre otros. Así mismo, ha transformado sus espacios para atender las nuevas necesidades de sus visitantes.

El terreno para Unicentro

En un terreno de 25.659 metros cuadrados y en el que el almacén SuperLey fue el primero en asentarse, incluso cuando la Ciudadela Comercial Unicentro todavía estaba en proyecto, fue construido este espacio comercial de 90 mil metros cuadrados con cuatro niveles y una fuente de 105 metros de longitud; además, en el concepto de ejecución, se desarrolló la fuente Entre Aguas en la fachada principal, obra del maestro Hugo Zapata, tuvo una mezcla entre estructura urbana, arquitectura y escultura. Sus dimensiones y características la hacen participe de la vida, modificando elementos del entorno. Además, evoca la fuente ceremonial “El Lavapatas” en San Agustín, es una noble referencia a la riqueza cultural de nuestros antepasados.

“Cumplir 30 años, prueba que somos un lugar muy importante en la ciudad. Aquí, millones de personas no sólo han encontrado un lugar para hacer sus compras, también han podido divertirse, vivir momentos en familia, con amigos; en Unicentro, quienes nos visitan, han podido disfrutar de una variedad comercial y gastronómica, además de estar en un espacio tranquilo y cercano”, asegura Leonor Márquez Arcila, su gerente.

En la inauguración, estuvieron presentes el gobernador Gilberto Echeverri Mejía, el alcalde Omar Flórez Vélez, y el presidente César Gaviria Trujillo. Además, años después la Alcaldía de Medellín, entregó a la Ciudadela, la Medalla al Mérito Cívico “Gonzalo Mejía” con el fin de reconocer la confianza que los inversionistas depositaron en Antioquia para la construcción de un gran proyecto.

Remodelaciones para el progreso

Para la construcción de la Ciudadela Comercial Unicentro, se constituyó la sociedad Unimedellín S.A., siendo socios de esta para la época, Suramericana de Seguros S.A., Cadenalco S.A., Conconcreto S.A., Urcol S.A. y Unicentro Ltda. Los diseños, la promoción, gerencia y ventas, fueron encargados a Multicentros S.A., esta firma también se estuvo al frente de Unicentro de Bogotá y otros espacios comerciales.

“Este año celebramos tres décadas de historia. Nos llena de orgullo decir que Unicentro sigue siendo una marca vigente, que se transforma para ser más que un centro comercial. Somos la suma de momentos, esfuerzos, capacidades y personas que trabajan en conjunto para ofrecer las mejores experiencias”, asegura la gerente Leonor Márquez Arcila.

Para el año 2013, se inició una nueva remodelación, que tuvo un costo de 22 mil millones de pesos, logrando darle un aire más juvenil, y enamorando aún más a clientes y visitantes. En el cumpleaños 27 de la Ciudadela, hubo otra renovación que cuenta con 271 locales comerciales, 17 oficinas, 1030 celdas de parqueo para carros y 400 celdas para moto, además del moderno biciparqueadero que cuenta con alrededor de 70 celdas.

La tradición en Unicentro se mantiene con las ferias que se realizan continuamente, las novenas de navidad, las retretas musicales, las actividades deportivas, la misa y los conciertos dominicales, que seguirán haciendo parte de la vida de los más de un millón de visitantes de forma mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *